6/11/11

RACISMO, NO RACISMO




[Todo surgió un día en que vi un programa de Marco Aurelio Denegri en el que preguntaba si el racismo era natural o cultural…]
No sabía bien cómo empezar este post, en parte, porque tenía tantas ideas en la cabeza y estaban (están) tan desordenadas que se me hacía (hace) bastante complicado escribir las primeras líneas; así que vamos por lo más simple, empezar con una pregunta, la misma que le hizo Marco Sifuentes (alias “Ocram”, alias “El Útero”) a Jorge Bruce, la misma que le hice yo a una amiga en la última conversación que tuvimos: ¿eres racista?
Según la RAE, la definición de racismo es la siguiente:
racismo.
1. m. Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros.
2. m. Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior.
Por lo tanto, según la RAE, el racismo está directamente asociado a un comportamiento violento (no necesariamente físico) hacia un grupo étnico, debido a que se le considera inferior o a que se ha cultivado algún tipo de odio hacia ellos originado -en ocasiones- por una convivencia. Este es mi intento de coloquializar (acabo de inventarme el término) el concepto que nos da la RAE sobre “racismo”, pero aún si queda muy corto, porque esto significa que si yo no persigo a una raza o si no la ofendo directamente no soy racista, y la tía pituca que raja de los cholos cuando está con sus amigas en su playa de Asia dijo “ampay me salvo”. Pero, es cierto, no le podemos pedir mucho a la RAE, no es que le puedan dedicar muchas líneas a todos los temas (¿o sí?).
La cantidad y variedad de preguntas que surgen en este tema es importante, preguntas como ¿qué es realmente el racismo?, ¿existen solo racistas y antirracistas o también hay puntos medios, grises?, ¿qué es una raza, qué es un grupo étnico?, ¿por qué hay racismo?, ¿el racismo es un fenómeno cultural o, como dice Marco Aurelio Denegri, es algo natural? Y como no soy sociólogo, ni antropólogo, ni psicólogo, ni historiador, y he leído poco sobre el tema, mi intento de análisis será algo muy amateur, pero espero, al menos, plantear en quienes lean este post, la posibilidad de ir un poco más allá respecto al tema, y no quedarse solo en posturas reaccionarias. [Y no es que lo reaccionario sea malo en sí mismo, yo mismo reaccioné mal al ver en las redes sociales la cantidad de racismo y antitolerancia que mostraba un significativo grupo de jóvenes ante el porcentaje de votantes que habían sido favorables a Humala, pero ese es otro tema, que ya toqué en otro post].

Las teorías evolutivas y el racismo
Recuerdo que cuando hice en twitter la pregunta “¿el racismo es natural o cultural?”, hubo una chica que me respondió “es animal”; fue su forma pública de mostrar su indignación, motivada en parte por el contexto racista en que vivimos; pero –consciente o no de ello–, esta chica tenía en realidad mucha razón, porque en los animales existe racismo, las especies tienden a alejar de la manada a aquél que es diferente, tienden a segregarlo, y muy posiblemente los seres humanos hemos tenido conductas similares. [Incluso, en el mundo “civilizado” de los griegos –en Esparta, para ser precisos–, se tenían costumbres terribles, como arrojar al vacío a aquellos niños que poseían defectos físicos].
Entonces, si partimos de que el racismo podría ser (es) natural, como dice Marco Aurelio Denegri, entenderemos que en el hombre siempre ha existido cierta predisposición a él. Esta (pre) disposición, teóricamente, debería dejar de tener relevancia con el paso del tiempo, con la supuesta evolución del hombre, con el descubrimiento de la ética, de la moral, de aquello que nos hace humanos, con el proceso mental de poder diferenciar el bien y el mal… Pero el no-racismo, que vemos tan moralmente adecuado, tan políticamente correcto, se ha desmoronado muchas veces en un abrir y cerrar de ojos ante la existencia de eventos determinados, eventos que son disparadores de fenómenos sociológicos, o antropológicos (que sé yo, hay un punto en que no soy capaz de diferenciar ambas ciencias).
Pero ¿cuánto del racismo es natural y cuánto no? A diferencia de Marco Aurelio Denegri, creo que, si bien es cierto, hay un fuerte componente natural en el racismo (el rechazo a lo diferente), también tiene mucho de cultural. Lo curioso de la parte cultural es que se basa en estudios sobre lo natural; por ejemplo, sobre las características biológicas de los hombres y las razas, y cómo ellas tienen incidencia en la evolución del hombre. Teorías (metateorías) evolutivas como el darwinismo social son, a opinión de muchos, causantes del fenómeno racista-antisemita, aunque originalmente Darwin no haya compartido dichas ideas.
El darwinismo social es una metateoría que cree que la evolución social se puede explicar desde la evolución biológica; es decir, aplicar a nivel social las leyes de supervivencia que nos rigen biológicamente (y por extensión, aplicarlo también, por ejemplo, a la economía). El problema de esto, es que, como ya vimos, permite aplicar interpretaciones parciales de esta teoría. Así, pues, es una cuestión hasta de causa-efecto que como consecuencia de esto se considere que hay razas mejores adaptadas que otras (o traducido a lenguaje racista, “razas superiores a otras”).
El problema del concepto “superior”, es que es DEMASIADO amplio. Decir que una raza es superior a otra, implica que una raza tiene derecho a someter a otras, es como considerar que una raza distinta es una especie distinta, una especie inferior. Decir, en cambio, que la raza (o las aptitudes físicas consecuencia de ella), biológicamente hablando, puede determinar mayores capacidades para ciertos aspectos, sí me parece posible.
Por ejemplo, decir que los negros son más hábiles para esto, o los blancos son más hábiles para aquello, es una actitud que asocia directamente raza con capacidad para algo; es, por lo tanto, etimológicamente hablando, una actitud racista. Pero ¿es una actitud negativa, es malo decir, por ejemplo, que los negros tienen más ritmo para bailar que los blancos, o que los blancos tienen mayor capacidad que los negros para crear música clásica (estoy poniendo ejemplos arbitrarios)?
Gran parte del problema con el racismo, es que la discriminación (y violencia) que ha ocasionado, tiene como resultado una sociedad bastante susceptible con el asunto racista, y como consecuencia hay frases y formas de decir las cosas que, terminan siendo eufemismos. Para explicar mi punto pongo el siguiente ejemplo: Supongamos que digo lo siguiente: “la verdad es que a mí no me gustan las chicas negras, las prefiero blanquitas”; ahora leamos una frase parecida: “la verdad es que a mí no me gustan las chicas blancas, las prefiero negritas”; la diferencia en la recepción que tiene la gente para ambas frases es bastante palpable, incluso, en la segunda frase hay mucha mayor posibilidad de que sea secundada, hasta por pose; por el contrario, en la primera, hay más posibilidad de que se tilde a la persona de racista. Pongo otro ejemplo, ¿cuántas veces has oído a la gente decir cosas como “es un tipo alto, blanco”, y cuántas veces dice “es negro”?, esto último casi no se da, sino que se utilizan expresiones como “es negrito”, porque hay implícita una creencia (estúpida) de que al llamar “negro” a alguien, lo estás insultando.
De lo anterior, encuentro tres tipos de racismo negativo:
1)El racismo del blanco contra el no-blanco, que es el que mejor conocemos, el que más condenamos, y el más extendido.
2) El racismo del no-blanco contra sí mismo, que es la auto discriminación, la consideración de que el blanco es superior, por parte de las clases sociales “sometidas” o relegadas, la visión que tiene el niño cholo de que la chiquita blanca es inalcanzable y de que no puede aspirar a ella. Este racismo es mediático, introducido constantemente en la sociedad a manera de estándares de publicidad. Ese racismo hace que un “guachimán” en un centro comercial mire con más recelo a un chico de su propio color que a un chico blanco, a pesar de que ambos se vistan igual y compren exactamente las mismas cosas.
3) El racismo del no-blanco contra el blanco, que es un racismo visto como políticamente correcto, un racismo blando, un racismo progre, un racismo que permite a los históricamente oprimidos tomarse la revancha y tener actitudes racistas contra “los blancos” sin que sea visto como condenable.
Esta demás decir que los tres racismos expuestos aquí, son igualmente condenables, podríamos extendernos mucho hablando de cada uno de ellos pero no alcanzaría con un solo post.
Para continuar con el cuestionamiento hacia nuestros propios patrones de comportamiento, quisiera plantear la siguiente pregunta a manera de reflexión: ¿Cuántas veces has utilizado la palabra “cholo” como sinónimo de chusco o huachafo? “Ese color es bien cholón ¿no?”, “qué cholo te ves con esa ropa”. Debido al lenguaje utilizado por tanta gente, inicialmente para mí también la palabra “cholo” tenía matiz peyorativo, digamos que por una cuestión cultural lo veía así; por ejemplo, en un colegio, en la primaria, puedes percibir la crueldad de los niños en los insultos que profieren seguido, como al decir “negro de mierda” o “cholo conchatumadre”, que son cosas que se vuelven tan comunes que hasta parecen parte natural del lenguaje de todos los niños (tristemente). Recuerdo que cuando leí “Un mundo para Julius” me di cuenta de que la palabra “cholo” podía ser usada de un modo tan lejano al peyorativo que hasta gusto daba, como en la descripción que hacía Bryce de aquella “chola hermosa” de cuerpo voluptuoso que trabajaba en casa de Julius. Nos decimos anti-racistas, y aceptamos gustosos la frase de que “todos somos cholos”, pero contradictoriamente utilizamos la misma palabra para menospreciar nuestra propia identidad.
Creo que acabar con el racismo, en sí mismo, es imposible, porque para ello tendríamos que acabar también con el concepto de raza, ya que la definición de racismo abarca mucho más que el mero hecho de discriminar a las personas, hay cuestiones etimológicas, por ejemplo. Pero el racismo como ideología que coloca a una raza por encima de otra sí es algo contra lo que debemos luchar y debemos tratar de eliminar (quizás nos tome varias generaciones); pero hay que tomar en cuenta que se trata de algo a largo plazo, que requiere un compromiso por parte de mucha gente, que incluye un autoanálisis por parte de cada uno de nosotros y nuestra forma de referirnos a las demás personas, y que requiere una reforma en la educación, con mayores posibilidades de integración social.
Como dije en párrafos anteriores, el racismo que se nos cuela en la vida diaria a través de los medios de comunicación y a través de los patrones de conducta de la mayor parte de la sociedad, implanta en nuestra mente una cultura racista que es difícil de cambiar, pero lo más importante es tener consciencia de lo negativo de esto, tener consciencia de la cantidad de basura que ingresa a nuestra vida a causa de la discriminación, la xenofobia, los sentimientos de superioridad. Para mí, es más importante que una persona sea capaz de reconocer algunas actitudes suyas racistas y trate de luchar contra cualquier esbozo de discriminación originada por ellas, a que otra diga que no es racista y constantemente esté dando muestras de todo lo contrario (discriminación).
[Este post lo escribí más a manera de hilo de foro. Espero sus comentarios, observaciones, presentación de puntos de vista diferentes. Y les dejo los siguientes links por si se quieren informar más sobre las distintas posturas que encontré al respecto. Un agradecimiento especial a mi amiga Fiorela, @viejapituca, por toda la información que me brindó para construir mejor este post]
[]

5 comentarios:

Oscar R, dijo...

me sorprendio la cara del niño blanco de la 1° foto, fue muy WDF!! como diciendo, que mierda quieres?!

Colifloressecas dijo...

al final es un tema de clases sociales. más detalles cuando tenga tiempo de sentarme a escribir.

Daniel dijo...

Ey man, te paso este link:

http://www.elortiba.org/foucault2.html

y de paso hago extensiva mi indignación con Fiorela por no decirte que Foucault también tiene su versión del asunto.

Anónimo dijo...

Esta chevere pero no te autocensures, con menos paréntesis que expliquen tu neutralidad. Aunque ahora con las interpretaciones tan diversas que podria dar cada uno vale la pena asegurarse.
Creo que el racismo tb se da porque algunas personas tienen tantita baja autoestima, reaccionan a sobresalto cuando se les dice "chola" "cholita" "negrita", cuando no es mas que una forma coloquial de llamar.
Algo que me llamo la atención hace poco, fue que en los colegios hay una mania generalizada por los insultos racistas, se es serrano en forma peyorativa, negro, cholo entre otros... Parece misma epoca virreynal como los niños se clasifican por las tonalidades de piel, eso me demuestra que el tema no esta nada superado y al parecer se avecinan mas generaciones con esas deficiencias.
Creeria que ya el racismo no tiene razon de ser, estamos tan mezclados (al menos en el Peru) que blancos, negros, chinos, indios etc.ya no existen... Somos el mestizaje desde hace rato.
Oye escribe sobre la homofobia ya me llega escuchar a "n" personas comentando sobre la homosexualidad de alguien y agregando posteriormente la frase: "pero es buena gente". :S
PD: escrito desde el bb, disculpa las jualtas hortograficas.

Lucho dijo...

Genial post. Coincido con Anónimo que al comienzo te costó encontrar tu tono neutro, pero ya luego te fluyó.Bien!

Sobre el contenido. Me gustaría aportar un punto de vista más. En las filosofías budistas o hinduistas se habla de la conciencia del yo individual (ego). Cuando hay yo, hay tú, hay otros, cuando hay otros hay diferencias. Así que llevándolo a un extremo te diría que la única forma de acabar con el racismo sería acabando con el ego. Pero eso es una utopía, incluso a nivel individual. Es bonito perseguirlo, pero es un estado que desde mi punto de vista es imposible mantenerlo todo el tiempo.

El otro punto bueno que salió es el de la autoestima personal. Pienso que esta es una rueda interesante de empujar. Pero voy más allá del orgullo nacional que últimamente anda circulando. Hablo de una autoestima por ser como uno es. Simplemente así, y sin necesidad de demostrar nada. Pienso que es la mejor válvula de escape ante la rabia que está detrás del racismo.

Por último, te diría que nos tomemos las cosas con calma. Cada uno tiene un poco de racismo dentro. Es así, está en nuestros genes, es algo natural. Además amplificado por nuestra historia como país. Probablemente, para la gran mayoría lo único que nos falta es un poco de conciencia respecto a esos momentos en los que hacemos daño a alguien más al soltar un comentario racista. Porque qué carajo, hoy me he levantado positivo, y me da por pensar que las buenas intenciones por no lastimar a otras personas ya están ahí.